ESPAÑA, El Mundo-

 Irene y Elena vuelven del acto de conciliación en el que su antiguo profesor de karate, Manuel Capetillo, hoy entrenador de la Federación Española, ha reconocido que abusó sexualmente de ellas. Es el final de un proceso que, desde la denuncia hasta la sentencia, ha durado siete años: "Nos llamaron mentirosas e incluso provocadoras... Ahora podemos demostrar lo que sufrimos", dice Irene.